Fundación Bodas de Isabel

 

 

    Inicio

 

Los Amantes antes de los Amantes

Cuando en los primero días de abril de 1217 mueren los Amantes comienza la difusión oral de su historia, que permanece en Teruel durante cuatro siglos hasta la aparición de las primeras obras literarias y teatrales del s. XVII, varias de ellas ya nombrando explícitamente a los Amantes de Teruel, porque hasta entonces nuestra inmortal pareja nunca fue conocida con ese nombre; los documento y primeros textos se referían exclusivamente a Marcilla y Segura, confirmación del fondo oral del relato.

Las recientes investigaciones han aportado importantes indicios de la difusión de la tradición incluso fuera de Teruel. Según el historiador aragonés Antonio Ubieto la forma primitiva del relato dataría de hacia 1250, poco más de una generación después del suceso; de ahí partiría el núcleo narrativo del que conocemos como “Papel de letra antigua”, recuperado por Juan Yagüe de Salas en 1619 y ahora fechado entre finales del s. XIV y principios del s. XV, documento fundamental para la tradición por recoger el texto oral básico.

Pero existen más noticias e indicios. La primera, desde la perspectiva cronológica, es la evidente inspiración en el suceso turolense de Giovanni Bocaccio, quien en su Decameron (jornada 4, novela 8) nos presenta la historia de “Girolamo e Salvestra”, donde invirtiendo situaciones y personajes alude claramente a nuestros amantes. La obra data de antes de 1353 y recientes estudios demuestran la casi certeza de la atribución, pues de las diez narraciones que forman la jornada cuarta, dedicada a amantes desgraciados, solo dos, entre ellas la octava, permanecían sin identificar. Ahora sabemos que Girolamo e Salvestra son Marcilla y Segura, ya que combinando las letras de los nombres se corresponden entre sí, salvo dos oes eufónicas.

Un siglo más tarde aparece una nueva cita en la novela “Triste deleytación”, atribuida a Artal de Claramunt y fechada hacia 1458. En una secuencia poética perteneciente al “Parayso de los enamorados” figuran “Marcilla y su dama” en un ambiente de filiación cortés entre personajes reales e imaginarios, pero de notable interés para nosotros porque la obra fue escrita lejos de Teruel, circunstancia que evidencia un conocimiento de la pareja turolense casi un siglo antes de las primeras obras literarias y ,en este caso, con cita nominal de los protagonistas.

No son estas las únicas referencias. En el códice nº 353 de la Biblioteca de Cataluña, en Barcelona, encontramos datos sobre asuntos turolenses cuya ortografía y sintaxis se aproximan con considerable precisión al texto del ya citado “Papel de letra antigua”, de donde podría proceder. Su datación entre 1458 y 1479 nos sitúa de nuevo en ese crucial s. XV hasta ahora tan oscuro en relación con el relato de los Amantes pero que constituye la clave de su autenticidad. Después, en el s. XVI, aparecerían las momias y los textos literarios del s. XVII, iniciándose la mucho más conocida difusión del relato de los ya Amantes de Teruel. 

 

                                                                               Jose Luis Sotoca

                                                                               Historiador de los Amantes

 

 

 

 

(c) Raquel Esteban. Prohibida la reproducción total o parcial sin su autorización expresa.


Web oficial de la Fundación  'Bodas de Isabel de Segura'. Idea y  dirección Raquel Esteban - Teruel
Prohibida la reproducción total o parcial sin autorización expresa.