Fundación Bodas de Isabel

 

 

    Inicio

 

Las Bodas de Isabel de Segura calientan motores

 

El pasado viernes comenzaron a lucir escudos y emblemas de los edificios de la capital turolense. La cuenta atrás para el comienzo de la fiesta de las Bodas de Isabel ya ha comenzado, y turolenses y visitantes esperan con ansia volver a revivir desde este jueves la leyenda más tradicional de la capital, los Amantes de Teruel. Este martes ha comenzado el montaje de escenarios para que desde este lunes y durante toda la semana los actores pertenecientes al reparto teatral de las Bodas ensayen por las calles del centro histórico todos los actos que serán contemplados por miles de personas en la festividad medieval.

Por otro lado, la mayoría de hostales y hoteles de Teruel colgarán este fin de semana el cartel de completo. Y es que hay muchas personas que de un año para otro hacen la reserva para no quedarse sin plaza.

Del mismo modo, los bares y restaurantes turolenses ya no aceptan más clientes porque sus mesas estarán a rebosar durante todo el fin de semana medieval. Muchos de estos establecimientos ofrecen menús confeccionados exclusivamente para esa fecha compuestos por platos de la época, tales como pucheros de garbanzos, sopas, fritos… Para conseguir acaparar el mayor número posible de clientes y que estos tengan una mayor flexibilidad horaria, durante todo el día se servirán comidas, bocadillos y tapas.

Los establecimientos turolenses se engalanarán para la ocasión ofreciendo una decoración medieval que se complementa con las vestiduras de los camareros que se ataviarán trajes del Medievo para darle mayor realismo a ese retorno al siglo XIII.

Con la idea también de conseguir ser más representativos de la época, muchos varones acostumbran a dejarse crecer la barba un par de semanas antes de la fiesta, para que cuando llegue el fin de semana medieval estén listos para la ocasión y ser unos auténticos caballeros del siglo XIII. Además, la mayoría de turolenses se distribuirá en haymas repartidas por el centro histórico y parte del Ensanche, donde las hogueras son un elemento que no puede faltar.

Un sector que según dicen sus empresarios no ha notado apenas la crisis es el de la vestimenta medieval. Cada año estos comercios venden miles de trajes de todo tipo: Rey, sacerdote, templario, bufón, doncella, lavandera, mesonera… Incluso hay trajes de personajes concretos como es el caso del traje femenino de Doña Inés que este año ha sido el más vendido entre las mujeres del Medievo. Los precios de estos atuendos rondan entre los 35 euros hasta más de 200 euros. Además, por menos de 60 euros pueden alquilarse todo tipo de trajes medievales.

Tal y como explican los comerciantes, los turolenses suelen renovar sus trajes medievales cada cierto tiempo o por lo menos incorporarle algún complemento nuevo como diadema, limosnera, espada…

Las Bodas de Isabel de Segura suponen un alto grado de beneficios para la ciudad de Teruel. El hecho de que en este fin de semana se llegue a duplicar la población de Teruel implica que se vean también duplicados los beneficios de los empresarios. 

Aragón digital, 16-02-2010)

 

(c) Raquel Esteban. Prohibida la reproducción total o parcial sin su autorización expresa.


Web oficial de la Fundación  'Bodas de Isabel de Segura'. Idea y  dirección Raquel Esteban - Teruel
Prohibida la reproducción total o parcial sin autorización expresa.