Fundación Bodas de Isabel

 

 

    Inicio

 

DE AZAGRAS, MARCILLAS Y SEGURAS

Gregorio-A. Gómez

La muerte de Juan Diego Marcilla y después la de Isabel de Segura, no pudo ser motivo de discrepancia  entre las tres familias que protagonizaron el hecho, y antes que separarlas, aquella tragedia que tanto conmocionó al pueblo de Teruel debió mantenerlas unidas. Ello queda demostrado por el hecho de que Los Azagra propusieran para regir la diócesis de Albarracín a un Marcilla y luego a un Segura.

Por la genealogía de Los Marcilla sabemos que el Amante tenía otro hermano menor que se llamaba Pedro y era fraile de la orden del Cister y si Juan Diego murió cuando no tenía más que 27 años, Fray Pedro tendría 25 todo lo más y era muy joven para ser Obispo, pero cuando llegara a una edad madura estaría capacitado para ceñir la Mitra.

Esto sucedería en el año 1246 en que, vacante la Sede de Albarracín por la muerte del 7º Obispo, don Gil, es nombrado Obispo don Pedro Garcés de Marcilla, siendo el primer Obispo de albarracín-Segorbe. Él fue quien organizó la diócesis de Segorbe por mandato del Papa Inocencio IV y el que unió ambas diócesis por la bula del Papa Alejandro IV. Murió en Albarracín en el año 1272.

Le sucedió como 9º Obispo de albarracín don Pedro Ximeno de Segura, que era hijo de Don Gil Ximéno de Segura, persona muy allegada a la Corte Aragonesa y de la familia de Isabel.

Este Obispo había sido ayo de los Príncipes D. Jaime de Jérica y de D. Pedro de Ayerve, siendo elegido el 26 de febrero de 1272. Mantuvo serios pleitos con el obispo de Valencia por la posesión de Segorbe.

Murió en Teruel a 31 de octubre de 1277 siendo enterrado en la iglesia de san Pedro, donde yacía también su padre.

(Gregorio-A. Gómez. Foto: M.J.E.)

(c) Raquel Esteban. Prohibida la reproducción total o parcial sin su autorización expresa.


Web oficial de la Fundación  'Bodas de Isabel de Segura'. Idea y  dirección Raquel Esteban - Teruel
Prohibida la reproducción total o parcial sin autorización expresa.